9/17/2013

Diario de un sobreviviente

Y resulta que ahora escribo algo que lo lee algo de gente. Mucha, poca, no importa.

Algo de tres mil leídas, divididas en veinte capítulos.

A veces me da miedo, nunca había subido nada para que gente que me conozca lo lea. Es como sacarme la piel y desnudarme enfrente de todos.

Igual voy perdiendo la vergüenza. Muchísima gente me dijo que lo leyó y le gustó, y que le gustó y quiere seguir leyendo. Gente que considero muy inteligente.

También me agregó gente que lo leyó de casualidad y le gustó mucho, y me preguntan si de verdad me pasó, o qué me inspira, y boludeces así.

"No sé si tenés más de fisura o de intelectual", fue lo más lindo que me dijeron en la vida.

Me agregó una chica de España, también. Sabe bastante de literatura.

"Si una chica que no te conoce llega a leer lo que escribís se enamora inmediatamente. Tenés una forma de escribir que enamora" me soltó una muchacha que conocí una noche de borrachera hace algunos veranos.

En fin, nada. Eso. Acá conservo el anonimato, nadie que me conozca me lee. Casi nadie me lee acá.

Hasta luego.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamento desilusionarte, alguien que te conoce te lee. Y hay algo aún peor (o mejor, no lo sé), alguien que te lee, te reconoce.
No le creas a tu cabeza o a la cerveza en esas noches en que tratan de convencerte de lo oscuro que está todo, merecés una buena vida, cada día, y no menos que eso. Eso es lo que este alguien quería pasar a desearte.

German Magni dijo...

Solo puedo darte un consejo de vida,yo no soy nadie,pero nunca dejes de escribir,saludos "yo" de buenos aires
PD: volvi :)

Anónimo dijo...

No solo me encanto, sino que te googlee para leer algo mas (me siento medio psicopata. Pero escribis muy bien!

Die dijo...

Ves? A veces me cuelgo durante meses, laaargos meses, y me confundo cuando pienso que soy un colgado que debería leerte seguido. Porque si algo me gusta es entrar, después de no sé ponele 6 meses o más, y pegarme una panzada de escritos tuyos. Todos, los que lloran, y los que ríen, y los que dan vueltas a un tema, y los que aman, sobre todo esos.
Creo que es porque me enamorás. Y no es que me enamoro de vos, sino que me empapo de amor cuando entro acá.

Si querés tomarlo como una confesión imprudente, hacelo, pero no lo es (?) Jajaja abrazo.