8/02/2013

Imaginatelo

Imaginate a la chica más linda del mundo. Bueno, ahora imaginala todavía diez veces más linda. Esa chica que ves y sabés que jamás te hablaría, que ni te debe registrar. Está exageradamente fuera de tu alcance.

Bueno, esa misma chica un día te pide prestado un libro. A la otra semana te pide perdón porque se lo olvidó. A la otra te lo trae y te pregunta cómo te llamás. Dos días después te agrega al Facebook, y vos no lo podés creer.

Empezás a hablar y descubrís que tus prejuicios sobre su personalidad eran errados. "Alguien tan linda debe ser una boluda, esa belleza no necesita de libros". Y, después de charlas hasta las siete de la mañana, entendés que su inteligencia está a la par de su belleza. Es perfecta.

Te dice que tiene el departamento de la amiga sola, te invita a merendar. Vos no lo podés creer. Tanto tiempo de mirarla en la facultad, de espiar sus fotos, tanto tiempo de saber que jamás te iba siquiera a hablar, y ahora te estás bañando para ir a verla. Todavía no caés. Imaginalo, aunque sea difícil.

Viajás, vive lejos. Baja a abrirte, y es todavía más linda de lo que te acordabas. Suben, hablan. De nada, de todo. Te cuesta sacar tema alguno, por suerte a ella le gusta hablar mucho. Te cuenta de cuánto viajó por todo el mundo, conoce todas las ciudades que vos matarías por conocer. Sentís que tus anécdotas no le hacen justicia, así que preferís hablar de otras cosas.

"¿Querés fumar?", y saca flores. Y sí, claro que querés.

Y fumás, mucho. Y todo se transforma.

De repente el tiempo se para. Ella sigue ahí, claro, pero vos estás en otra. Mirás Los Simpson, te colgás muchísimo. Cuando girás para verla, ves que ella te mira como esperando que digas algo. Vos no sabés qué decir, estás callado, querés mover la boca pero no podés. Seguís mirando Los Simpson, y te reís de la situación. Parece que pasaron tres horas de silencio, aunque quizás sólo hayan sido diez minutos. Le pedís perdón, le decís que si querés te vas, que la estás aburriendo, ella dice que todo bien, que no pasa nada. Pero sí pasa, por celular eras un crack y ahora no le podés ni hablar. Pensás que todo está perdido, ni siquiera te animás a darle un beso. Y cuando estás decidido a irte para no hablarle nunca más de la vergüenza larga unas palabras que parecen arreglar todo:

"¿Querés ir a ver tele a la pieza". Es perfecta. "Sí, claro".

Se saca las botas y se acuesta. Te acostás con los pies afuera de la cama. ¿Y ahora? Todo peor. La cama está demasiado cómoda, los ojos se te cierran, la mente vuela. Sabés que te le tenés que tirar encima, cogerla e irte para siempre. Pero no, no podés. Pasa el tiempo y es igual que en la cocina, pero todavía peor porque estás en una cama. Pasó el tiempo, mucho. Por fin, te decidís y te le tirás encima. Te había adelantado que daba muy buenos besos, que era lo que más le excitaba, pero nunca creíste que fuese así. Te hace sentir cada beso, te gusta, te calienta. Y la agarrás, y la tocás, y pensás que no podés creer que estás en la cama con esa chica.

Suena el celular. "Hola, sí. Uh... ¿ahora? Buen, ahí voy". Clásico. "Perdón, te juro". Mil veces hiciste esa con tus amigos, cuando tenían a una flaca insoportable que no se podían sacar de encima. Entonces llamabas y tu amigo decía que te pasó algo y se tenía que ir. Callado te vestís, no decís nada. Sabés que fue tu culpa. Bajás, ella no dice nada. Abajo te da un beso, como los de antes. "Nos vemos", te tira. Pero vos sabés que no la vas a volver a ver, salvo en la facultad donde nada puede pasar.

Al otro día te sentís mal, desperdiciaste algo único, quedaste muy mal justo con quién no deberías. Le mandás un mensaje, le preguntás si la vas a volver a ver. "Perdón, pero ando con un pibe y leyó tu mensaje. Sería mejor no vernos otra vez. Un beso". Miente igual que vos, eso te calienta todavía más. Pero sabés que es tarde.

Imaginalo, aunque te cueste. No digo que me haya pasado, pero me pasó.

1 comentario:

Chipi Chipi dijo...

Brutal!
realmente me gusto mucho lo que lei porque mientras lo hacia mentalmente recreaba la escena cual pelicula...pero realmente a quien no le paso que se amedrento un poco ante una situacion que si bien queria que pasara no sabia como manejarla??

Te empiezo a seguir porque lo que lei me gusto =)