12/08/2012

Cambios de tiempo


La gente necesita situaciones extremas (o casi) para cambiar ciertas actitudes, para darse cuenta todo eso que tienen día a día y que no saben valorar. Falta de tiempo, costumbre a tenerlo, cualquiera sea la razón, pero casi siempre está infravalorado aquello que está presente siempre y que no recibe la atención necesaria, sino que, al contrario, recibe en gran parte cosas malas.

Quizás no lo hagan de maldad (quiero creer), quizás sólo necesitan una situación extrema para darse cuenta. Ya pasó una o dos veces, y me dieron la razón, aunque con el tiempo todo volvió a la "normalidad". Quizás no fue suficiente, por ahí necesitaban una situación mucho más extrema.

Allá vamos, a esa situación. El único problema es que no voy a poder ver sus rostros, sus cambios de actitud, no voy a poder ver cómo se retractan por tanto mal. Pero bueno, al menos servirá de experiencia, para ellos con otras personas, para ellos mismos ser mejores personas.

Odio cuando no me puedo expresar, es que recién me levanto.

Adiós!

1 comentario:

Die dijo...

Digámoslo feamente: a veces cuando se entrega la confianza absoluta (o en gran cantidad) hay personas que la toman y la usan como tranquilizante, sabiendo que es suya sin importar cuanto se devuelva a cambio; en la otra mano están los que la toman y miran un poquito más lejos y devuelven un "gracias" en forma de acciones (o simplemente con palabras, que tampoco está mal).
Y en el momento en que se empiezan a caer las cosas y ven que se les va la confianza, y la ven irse sin poder hacer nada, pueden suceder dos cosas: alguna que otra pena y adelante sin aprender nada; o desesperar de impotencia. Del segundo grupo están los que se ganan una segunda vuelta y tienen la chance de remendar algunas cosas y mejorar como personas; y están los menos afortunados, que le talaron un bosque que no supieron cuidar y se les sirve el aprendizaje en bandeja de plata, aunque depende de ellos comerlo.

Escribí mucho y sospecho que no se va a entender mi punto jajaja, de todas maneras un abrazo.