6/12/2012

MV!


Es gracioso que siempre te escriba de madrugada, pero no tengo otra cosa en la cabeza (mucho menos si vengo de verte). Nunca me sentí así, jamás. Estoy totalmente enamorado de vos, y no puedo (ni quiero) hacer nada para evitarlo. Ya no puedo pensarte con claridad, ni a vos ni al contexto en el que nos encontramos hoy por hoy. Estoy totalmente dopado, basta con que me dispares una sonrisa para dejarme a la disposición de tus pies y manos, esperando gustoso cualquier resolución que tengas para conmigo. No tengo más intenciones que estar con vos, es increíble lo a gusto que me siento con tu mera presencia. De verdad, es tan lindo sentirme así (y si suena "cómo no sentirme así" es pura casualidad, lo juro). Me hacés ver cosas distintas, verlas y entenderlas desde otra perspectiva. Me hacés sentir más lindo, más bueno... me hacés sentir mejor persona, como si todo lo que hiciese estuviese bien, como si de verdad mereciera a alguien tan hermosa como vos. Esto cada vez se hace más largo, y sin embargo ya no me asusta como al principio (ojalá que haya más y más hojas). Al contrario, aspiro a que crezca cada día más. Como vos, como yo... juntos.

Chau, hasta otro impulso! (y creo que te amo, aunque no te lo voy a decir).

1 comentario:

Die dijo...

Felicitaciones y alegría!