5/27/2012

Lo único real es tu libertad!


Con mis pies en la tierra y mi boca en el vino,
sigo sentado en el cielo al compás del olvido.
Retumba y retumba pero nunca se calla,
de día y de noche, sobre todo de mañana.
En tu nombre abstracto me la paso rezando,
homenaje a la nada que sigue brillando.
¿Para qué mentirle a la razón?,
si esa soga sigue ahorcando el corazón.
Un paisaje devastado por la guerra,
mano a mano mas allá de las fronteras.
¿Es correcto afrontarte de nuevo?
Muchos caminos dan al averno.

Extraño esto.
Te extraño.
Me extraño.

No hay comentarios: