3/09/2012

Una amiga me enseñó una vez una técnica de ajedrez que se basaba en avanzar un casillero, y por causa del movimiento rival, retrodecer tres.

Nunca me sirvió, siempre perdí. Pero me era inevitable usarlo...

No hay comentarios: