3/23/2012

Pala y a la tumba!


Ella es una bestia divina de todas las épocas,
misterioso poder que manipula tus muecas.
Dama blanca que azota y retumba las sienes,
no calzás en el traje de piloto aunque lo pienses.

Se dedica a aparecer de noche y esfumarse de mañana,
mientras tanto su amor retuerce poco a poco tus entrañas.

Paradójico el sentimiento de lo efímero,
resplandeciente el resplandor lucífero.
Irónico el acto de buscar vida en el cementerio,
absurdo arrancar último creyendo ir primero.

Paranoia que agarra y eleva bien alto tus sueños,
pero seguís enterrado creyendo ser tu propio dueño.
Tras la puerta se esconde el demonio vestido de ángel,
y tus esperanzas escondidas en ninguna parte.

Escuchas de golpe a su nariz dando un golpe,
tus oídos se hacen nulos y tu corazón se rompe.
Querés correr pero no sabés a dónde.

Pantalla que avala la farsa de siempre,
idolatrando una hermosura que miente.
En el ocaso no hay más nada que la nada,
ahí vas a quedar, con tu tumba y tu pala.

No hay comentarios: