3/31/2012

¿A dónde iremos con este miedo a los truenos?

Con el correr de los cigarrillos y las sonrisas,
llegó el momento de preguntar para qué vinimos.
Si yo me estoy malacostumbrando a dormir en sillas,
y vos comprás el sommier a plazos con tu vecino.

Se hacía de noche, pero sin besos, como aquel año.
Mañana tengo que madrugar para suicidarme.
Se te hace tarde para encontrar lo que ya buscamos,
mejor te vas y mejor me quedo probando tragos.

No hay comentarios: