6/26/2011

Sábado a la noche (otra vez)

[...]

"Y habiendo agotado ya todas sus chances, descubriendo que las mismas se cansaron de esperarlo y acudieron a quien sí las valoraba, se vió inmerso en una oscura e infinita soledad, la cual ni las pastillas ni el alcohol podían saciar, y quedó tirado en un rincón aceptando el hecho, por primera vez en su vida, de saber que estaba sólo de verdad..."

[...]

2 comentarios:

Juli~ dijo...

Me gustó. Ficticio o real, esta bueno. Así se empieza.

aunque cueste ver el sol☼ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.