4/23/2011

Drogas, ¿para qué?


Todos los genios de la historia se drogaban, no a causa de las mismas, sino cualquier idiota que se cole una pepa ya sería un Syd Barret. Pero no es casualidad que absolutamente todos los genios tengan una adicción a alguna sustancia (adicciones tenemos todos, sólo que no a lo que me refiero)

Desde la época de los pharmakons de Platón, hasta las líneas blancas que se introduce el Indio por la nariz... todas, absolutamente todas, trataron de prohibirse. Desde el opio hasta el popper, pasando por cientos y miles de tóxicos. No es casualidad que ni un artista o pensador que haya marcado algo no haya tomado algo para motivarse, tampoco existe alguno que haya sido abstemio.

¿Acaso las drogas realmente son peligrosas y no conviene tomarlas? ¿Acaso hay una conspiración histórica que quiere evitar a toda costa que las mentes sean abiertas por los estupefacientes? ¿O solamente quedan pocas y son muchos los que quieren?

Tampoco es casualidad que los más moralistas, los que más se alarmen con este tema sean los más reaccionarios, la ultraderecha despreciable que siempre trató de evitar el pensamiento y la rebeldía juvenil...

Vamos, dejense de joder, si los que hacen campañas antri drogas y se encargan de derogar los derechos de libertad son los primeros en aspirar.

Como bien supo cantar Korneta: Roban más que los ladrones y se toman la mejor!

2 comentarios:

aunque cueste ver el sol☼ dijo...

Si se legalizan, aumenta el precio y disminuye la cantidad. No avives a los tontos.
Cuando yo creé la cuenta de google, no aparecía José Ingenieros, estaba solo en azul devoto, ni siquiera Ciudadela. Y no, te aseguro que eso es peor. ROCK.

Die dijo...

Libre, ¿para qué?