2/14/2011

La arena está sobrevalorada...

... sólo son piedras diminutas.


Cosas que aprendí (o reafirmé) en unos días de vacaciones:

- La arena no ayuda para nada a calmar la irritación que producen las aguas vivas.

- El agua salada es al sediento lo que el travesti es al preso.

- Meterse al mar borracho, amanecido y vestido puede parecer divertido... pero no lo es.

- Las buenas ideas ideas que se me ocurrían eran inversamente proporcionales a la cantidad de papel y birome que tenía a mano.

- Las mozas y vendedoras enamoran a todos los clientes con el único y cruel fin de vender.

- No se ve lo mismo yendo que volviendo (cada vez que viajo lo confirmo)

PD: Claro, no aprendí un carajo pensará la mayoría. El problema es que corro con la ventaja de tener poca memoria (a causa de pasadas y no pisadas intoxicaciones) A medida que recuerde, se irán sumando...

No hay comentarios: