1/31/2011

Y sin saber por qué...


"El mundo se venía abajo, todos corrían en vano buscando un refugio salvo Él. Él, quién siempre va a contramano en la tragedia, no buscaba salvación, simplemente rogaba perdón. Tantas cosas que no dijo y ya era tarde. Todos sabemos que algún día todo va a terminar, siempre pensamos que tendríamos que decir lo que callamos, pero no, por diversas razones nunca decimos nada... y cuando ese día en que todo termina llega, ahí nos arrepentimos. Y ahí estaba Él, caminando solo como siempre, pensando en las cosas que calló, en las mentiras que gritó y en las promesas que rompió"


Me relaja escuchar "Comida China" de Calamaro, tan dulce la melodía y tan verdadera la letra. Va más allá de todo, la escucho y vuelo...

2 comentarios:

Juli~ dijo...

No conocía la canción...es linda.
Me gustó también lo que escribiste... Es verdad, después de reflexionar, nos arrepentimos. Pero casi nunca (o nunca) cambiamos nada. Callamos lo que queremos decir, mentimos miles de taradeces, rompemos promesas...
La pregunta es: Lo hacemos por decicion propia o realmente no está en nosotros cambiarlo?

Alice dijo...

Me hiso pensar una banda,Tenez razón en todo eso. Pero capaz a veces .. no siempre, pero a veces callamos para no lastimar.